Venezuela, ¿y ahora qué? Un potencial económico no gestionado

Venezuela un lugar de contradicciones graves. Basta con un dato: Es el único país del mundo que actualmente está entre los primeros diez en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU desde 2006 y al mismo tiempo está entre los diez primeros países del mundo con respecto a homicidios negligentes, o intencionados, registrados por habitante. Estos dos datos, normalmente correlacionados son el ejemplo de una Economía contradictoria.

 

Sin duda alguna, los recursos productivos energéticos de Venezuela harían considerar que estaríamos ante lo que algunos han llamado alguna vez la Arabia Saudí de Latinoamérica, pero la realidad es que la situación dista mucho de ello. De hecho, los datos económicos actuales que se registran en la Economía son sensiblemente mejorables dado el potencial de ésta. Así, Venezuela parece continuar infra-utilizando sus riquezas petroleras.

Contracciones

El nivel de PIB per Cápita de la Economía Venezolana siempre ha estado entre las más altas de América Latina, especialmente durante el auge del petróleo de 2002 a 2007 cuando los precios del petróleo se quintuplicó. Pero aquí está la contradicción, el nivel de tasa de crecimiento en el PIB per cápita de de Venezuela durante la era-Chávez ha sido ridículo. Hay quienes acusan de que las “re-distribuciones” de riqueza que se han practicado en la Economía venezolana ha sido caótica y su alto coste ha residido en penalizar el crecimiento de la renta pér cápita:

Venezuela-Cremiento-riqueza-per-capita

 


Del mismo modo, si bien el reparto de la tarta entre los habitantes  ha conllevado que la desigualdad de ingresos se reduzca, no es menos cierto que la Economía de Venezuela ha sufrido un efecto llamado inflación. Y es que, las políticas de Chávez lograron mejorar el coeficiente de Gini de Venezuela desde 2002, el cual registraba en aquellos tiempos el nivel más bajo de LATAM. Sin duda es un logro y un hecho diferenciador en LATAM, ya que la mitad de los 20 países más desiguales del mundo se encuentran en América Latina. Pero como anticipábamos la contradicción la vemos en que Venezuela ha experimentado la inflación más alta del mundo durante los últimos 5 años (excluyendo a Zimbabwe) lo que sugiere que los venezolanos han sido más iguales en su empobrecimiento generado por la inflación. Vean los datos:

 

Gini-Inflación-Venezuela

 

Y si bien es cierto lo que indicábamos al inicio del artículo sobre el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, hay datos que contradicen una vez más estas situaciones, los cuales verán que son bastante pesimistas, y francamente, un poco sorprendentes.

Así, El Foro Económico Mundial compara la Situación Económica de 144 Economías, y como se muestra a continuación, Venezuela se ubicó muy mal en muchos de los Pilares Básicos de cualquier Economía en el año 2012, incluyendo dos últimos lugares en la “tabla de clasificación”, entre los que destaca su sistema judicial. Vean algunos datos sorprendentes:

 

Venezuela-Mundo

¿¿Y ahora qué??

Ya anticipábamos que estamos ante una Economía con un potencial evidente y con amplias posibilidades de mejora, si bien:

1.- La posición neta de Activos Externos del Sector Privado ha venido creciendo. Fundamentalmente por un importante crecimiento en la fuga de Capitales hacia el extranjero. Ello ha conllevado un proceso que quita Recursos a la Inversión nacional y la infraestructura.

2.- Mientras, la posición neta del Sector Público en Activos Extranjeros se ha ido reduciendo.

Curioso, porque con un momento en el Superávit en cuenta corriente y con altos precios del petróleo, debería ser un movimiento al contrario (una contradicción más), pero a nosotros nos sugiere que el Sector Público ha estado gastando sus riquezas acumuladas para sostener el crecimiento, algo que no es eterno y podría acabarse algún día.

 

Venezuela-desequilibrio

 

A pesar de todas las dificultades, el modelo económico de Venezuela puede sobrevivir teniendo en cuenta los altos precios del petróleo. Pese a ello, el Déficit Presupuestario y el Crecimiento de la Deuda Interna es explosivamente alta, como sucede con la inflación, y ello podría conllevar a que la deuda interna siga aumentando del 9% del PIB en 2010 al 13,5% que algunos expertos sitúan para el 2012.

 

Lo que nadie sabe es cuánto dinero debe seguir “dilapidando” el Gobierno para mantener el apoyo de los chavistas. Y es que, el Gobierno ha estado drenando su posición de activos externos durante años. Mantener el ritmo actual de gasto sólo es sostenible si los precios del petróleo suben de nuevo, algo que creemos no es realizable en el corto plazo bajo nuestro humilde punto de vista.

 

#Econoyandworld – Sección: Emerging Markets – LATAM -

 

Tags: ,

5 Respuestas a "Venezuela, ¿y ahora qué? Un potencial económico no gestionado"

  • Ann says:
  • oye says:
  • Alonso says:
  • misael says:
Escribe un comentario